martes, 26 de marzo de 2013

Pan de leche


Estos últimos días por aquí, en Galicia, estuvimos de puente ya que el jueves fue el día de las letras gallegas y como no pudimos irnos de puente, decidí meterme uno de los días en la cocina a hornear, desde hacía tiempo que tenia ganas de probar el pan de leche casero, pero siempre pensaba que sería muy cumplicado, hasta que investigando un poco descubrí una receta muy sencilla, la receta esta adaptada del libro de Dan Lepard "Hecho a mano".

Aquí os dejo la receta, que espero que os guste:


INGREDIENTES:
  • 1 cucharada de levadura fresca
  • 175 ml. de leche entera a temperatura ambiente
  • 10 gr. de Sirope de Agave
  • 125 gr. de harina normal
  • 125 gr. de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal marina
  • 17 gr. de mantequilla derretida.



.


PREPARACIÓN:

Lo primero que tenemos que hacer es mezclar en un bol la levadura con la leche y el sirope de agave, yo he utilizado el de la marca Sunny via, que me ha encantado para esta receta.

.
Lo siguiente que tenemos que hacer es añadir las harinas y la sal a la mezcla anterior, (es importante que la sal sea ahora cuando la añadamos a la mezcla ya que si no, no se integrará bien en la masa) y lo mezclamos todos las manos hasta que la harina y el líquido se integre por completo, la masa nos tiene que quedar pegajosa. Ahora hacemos un agujero en medio de la masa y ahí será donde pondremos la mantequilla derretida, y otra vez amasamos con las manos hasta que quede todo integrado, ahora la masa ya no nos quedará pegajosa. Cuando la tengamos la dejamos en el bol y la tapamos con un trapo y dejamos reposar 10 minutos.

Cuando hayan pasado estos primero 10 minutos de reposo ponemos un poco de aceite en la mesa y amasamos nuestra masa durante 10 segundos dejándola con forma de bola y volvemos a dejarla reposar en el bol pintado ligeramente con aceite para que no se nos pegue, durante otros 10 minutos, esto lo repetiremos dos veces más con intervalos de 10  minutos de reposo, cuando ya lo hayamos hecho dejaremos la masa reposar durante 30 minutos para esta vez darle tiempo a elevar.

Mientras dejamos reposar pondremos en el molde que vayamos a utilizar un poco de aceite y harina, para evitar que se nos pegue y podamos sacarlo sin problemas. Cuando haya pasado el tiempo, ponemos sobre la mesa y sin amasar hacemos don bolitas, más o menos del mismo tamaño y las ponemos en el molde que antes habíamos preparado y la dejamos reposar hasta que más o menos veamos que han duplicado su tamaño.

Ahora ya solo nos queda hornear nuestro pan, pero antes pintaremos con un poco de leche o nata las bolitas, para conseguir un color dorado, a continuación lo meteremos en el horno precalentado a 210ºC durante 7 minutos, cuando hayan pasado bajamos la temperatura a 180ºC durante 12 minutos más o menos, cuando veamos que empieza a coger un color dorado por arriba y se empieza a despegar de los laterales, lo sacamos del horno, del molde y dejamos que enfríe sobre una rejilla.
.



Es ideal para tomar solo, con nutella, con mantequilla y mermelada y sobre todo nos ha encantado tostado en la tostadora ya queda una combinación de por fuera crujiente y por dentro esponjoso que es delicioso. A nosotros no he encantado el resultado de la receta, espero que a vosotros también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada