martes, 11 de abril de 2017

Tsoureki { Pan de pascua griego }



No hay nada más típico que los huevos en pascua, ya sea de chocolate o adornando las típicas monas.

Siempre recuerdo cuando de pequeña cada año me daban la pascua y me ponían en ella tantos huevos como años tenía, bueno, hasta que empezaron a ser demasiados y ya como que no entraban! pero me encantaba 


Y esta vez os traigo lo que podría llamarse como la típica mona griega, porque pronunciar "Psoureki" tiene su ciencia!!

Pero ya os digo que es más complicado pronunciarlo que hacerlo, y ya no decir comerlo! eso si que es la mejor parte .

La receta original lleva "mahlepp" y "mastiha" ingredientes muy típicos en Grecia, pero como es demasiado complicado encontrarlo aquí, los sustituí por vainilla y naranja. 

Si os gusta, añadirle también un poco de cardamomo! pero yo en esta ocasión no tenia y ya no me daba tiempo a comprarlo. 




Me encantan los panes dulces, pero creo que de eso ya os habréis dado cuenta! 

Es verdad que la bollería da un poco más de trabajo, bueno, más que trabajo realmente lo que quieren es tiempo. Porque para conseguir un buen resultado requiere paciencia con los reposos, que es prácticamente lo más importante de toda la receta. 

Pero os prometo que cuando os animéis con una, vais a querer hacerlas todas!!



Bueno, ahora vamos con lo importante.

Vamos con la receta!!


INGREDIENTES:

Masa:
  170ml. de leche tibia 
 20gr. de levadura fresca de panadero
 500gr. de harina fuerza 
 50gr. de azúcar 
 1 cucharadita de sal
 20ml de azúcar invertido/ 1 cucharada de miel
 2 huevos
 1/2 cucharadita de vainilla en pasta
 Ralladura 1/4 de naranja 
 80gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente


 1 huevo y un chorrito de leche para pintar

Decoración:
 2 Huevos cocidos
 1 cucharada de vinagre
Colorante rojo (Alimenticio)
 Semillas 

PREPARACIÓN:

Empezamos por tintar los huevos.

Ponemos agua en un bol, que no esté fría, junto con el vinagre (tranquilos que no coge nada de sabor!) y en ella añadimos colorante rojo hasta que veamos que el agua coge un color intenso. En ese momento, ponemos los dos huevos dentro y los dejamos como mínimo 1 hora (Cuanto más tiempo los dejéis más intenso será el color).


Por otro empezamos con la masa.

En un pequeño bol ponemos la leche tibia, en ella añadimos la levadura deshecha y con ayuda de una cuchara removemos hasta que se haya disuelto por completo.

Reservamos la mezcla.



En el bol de la batidora, o en uno grande si lo vais hacer a mano,  añadimos la harina junto con el azúcar y la sal, mezclamos un poco.

Luego, añadimos la mezcla de la leche que habíamos reservado junto con los dos huevos ligeramente batidos, el azúcar invertido o la miel, la vainilla y la ralladura de naranja. Ponemos la batidora en marcha con el gancho a velocidad baja y la dejamos hasta que todos los ingredientes se integren. 

Añadimos la mantequilla cortada en pequeños trozos y a temperatura ambiente, para que se integre mejor, y volvemos a poner en marcha y la dejamos hasta conseguir una masa lisa.


Con la masa lista, hacemos una bola, la ponemos en un bol ligeramente engrasado, tapamos y dejamos reposar en un lugar cálido durante 1 hora y media o dos, hasta que doble de volumen. El tiempo dependerá de la temperatura que tengáis en casa. 

Ir viendo los huevos, en cuanto tengan el color que queremos los sacamos y reservamos. 


Una vez la masa haya doblado de volumen, amasamos ligeramente para sacarle el aire.

Dividimos la masa en 3 partes iguales y con cada una de ellas formamos un churro de unos 50 cm aproximadamente. Si notáis que la masa se resiste al estirase dejarla reposar un par de minutos y volver a intentarlo, veréis como ya no se resiste. 

Ponemos los 3 churros en paralelo y juntamos los extremos, apretando para que no se separen. Y empezamos a trenzar toda la masa apretando de nuevo los extremos del final. 
Los dos extremos los metemos ligeramente para abajo para que no se vean. 

Ponemos el Tsoureki sobre la bandeja de horno con papel para hornear y la pintamos con una mezcla de huevo batido y un chorrito del leche. ( Lo que sobre de pintar reservarlo, luego lo volveremos a utilizar! )

Lo metemos en el horno, apagado!!, y lo dejamos reposar hasta que doble de volumen. 


Cuando el tsoureki haya doblado de volumen, lo sacamos y precalentamos el horno a 190ºC.

Volvemos a pintar el tsoureki con la mezcla de huevo que habíamos reservado. Añadimos semillas por arriba y ponemos lo huevos, apretando ligeramente para que se queden encajados. 


Con el horno precalentado, lo horneamos durante 25 minutos, si veis que se dora demasiado y aun le queda tiempo de horno, poner un poco de papel de aluminio por arriba y seguir horneando. 

Lo sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. 


Pero no lo dejéis enfriar del todo.

Comerlo tibio es uno de los mayores placeres 

Viva el pan dulce!!! 



Espero que os haya gustado y os animéis a hacerla, y ya sabéis, si tenéis alguna pregunta no dudéis en preguntarme!!


¡¡Mil besos!!

Verónica ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario