jueves, 30 de marzo de 2017

Hot cross buns chocolateados { Bollitos de Pascua }

Se acerca semana santa y después de mucho tiempo, al fin llego a tempo con una receta de pascua!!

Parece que todo se ha normalizado, tanto los proyectos como las obras, si es que cuando necesitas tiempo, todo se junta...

Muchos ya sabéis que tenía la casa patas para arriba con todas las obras y así era imposible centrarse en poder hacer recetas nuevas. Entre lidiar con obreros, presupuestos, fechas... ufff, no os metáis nunca en obras!! 

Ahora ya solo queda decorar que es la mejor parte!! 


Pero bueno, me dejo de líos y vamos a lo importante.



La receta de los "Hot cross buns" la tengo pendiente de hacer, casi casi desde que empecé con el blog, no hace tiempo ni nada!

La receta tradicional es de unos bollos especiados con nuez moscada, canela, clavo.. entre otras y con pasas. Pero como no me suelen gustar mucho los bollitos especiados y las pasas tampoco, pues hice mi particular versión para casi todos los gustos. 

El cambio de pasas por chocolate siempre es un éxito! 

Con chocolate todo gana 



Como siempre os digo con este tipo de masas. 

Lleva bastante tiempo, sobre todo por los reposos, que son importantes. Pero es muy sencilla!, con un poco de paciencia y ganas todos podéis. No hay excusas! 



INGREDIENTES:

Masa:
  200ml. de leche tibia 
 20gr. de levadura fresca 
 420gr. de harina de fuerza 
 30gr. de maicena
 50gr. de azúcar
 1 cucharadita de sal
 2 huevos
 10gr. de azúcar invertido / miel
 1 cucharadita de vainilla en pasta 
 50gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
 100gr. chips de chocolate

 1 huevo y un chorrito de leche para pintar

Decoración:
 75gr. de harina normal
 2 cucharaditas de azúcar glass
 50ml. de agua


PREPARACIÓN:

Ponemos en un bol la leche tibia y en ella deshacemos la levadura, mezclamos hasta que se haya disuelto por completo. Reservamos. 


En el bol de batidora, o en uno grande si lo vais hacer a mano, añadimos la harina junto con la maizena y el azúcar, mezclamos un poco.

A continuación, añadimos la sal junto con los huevos un poco batidos, el azúcar invertido (o la miel) y la vainilla. Ponemos la batidora en marcha, con el gancho, a velocidad baja y la dejamos amasando hasta que todos los ingredientes se integren. 

Añadimos la mantequilla cortada en pequeños dados, es muy importante que esté a temperatura ambiente para que se integre bien en la masa y continuamos amasando hasta conseguir una masa lisa y brillante, como mínimo os recomiendo que la dejéis 10 minutos. 

La masa queda un poco pegajosa pero sin que se llegue a pegar en la mano. 

Por último, añadimos los chips de chocolate y amasamos unos minutos más para que se repartan bien por la masa. 

Con la masa lista, formamos una bola y la ponemos en un bol ligeramente engrasado, tapamos con un paño y esperamos entre 1 hora y media o 2 horas a que doble de volumen. El tiempo dependerá de la temperatura que tengáis en casa. Un buen sitio para dejarla reposar es en el horno, apagado por supuesto!, ya que ahí no hay corrientes y eso ayuda.  


Una vez la masa haya doblado de volumen, amasamos ligeramente para sacarle todo el aire.

La pesamos y dividimos en 12 partes iguales. Con cada parte formamos una bolita y las vamos poniendo en la bandeja de horno con papel para hornear. Cuanta más separación dejéis entre ellas menos se pegarán, aunque confieso que me encanta que se peguen un poco.

Batimos un huevo con un chorrito de leche y con esa mezcla pintamos todas las bolitas.

Los metemos en el horno, apagado!! y dejamos que reposar de nuevo, sobre una hora, para que vuelvan a doblar el volumen. 

El resto de huevo que sobre lo guardamos para después.


Cuando hayan doblado de volumen los volvemos a pintar con el huevo que ha sobrado de antes y dejamos unos minutos para que se seque un poco. 

Precalentamos el horno a 190ºC 

Mientras vamos a preparar la mezcla para hacer las cruces. En un pequeño bol ponemos la harina junto con el azúcar glass y mezclamos bien, lo ideal es tamizarlo para evitar los grumos. Añadimos el agua y vamos mezclando hasta conseguir una mezcla pastosa. Si os queda muy liquida, añadir un poco más de harina, pero sin pasarse! y si por lo contrario está muy densa añadir unas gotitas más de agua.

Ponemos esta mezcla en una manga pastelera, cortamos un poco la pinta y dibujamos cruces sobres los bollitos.


Horneamos durante 12 / 15 minutos, hasta que estén doraditos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.

y ya están listos!! 


Ya solo nos queda comerlos

Todos!!
Si, si, ya lo comprobaréis!, en cuanto empecéis por uno... ya no hay vuelta atrás y si los coméis cuando aún están tibios... 


Quedan súper tiernos!! 

Sólo en el rato de hacer las fotos cayeron dos! 
Menos mal que tengo ayuda, si no acabaría rodando



Espero que los hagáis en casa, os encantarán!

¡¡Mil besos!!

Verónica ♥

3 comentarios:

  1. Que ricos y esponjosos, se ven deliciosos, cualquiera se resiste aunque estén calientes. Muy buenos.
    Besoss

    ResponderEliminar
  2. Que ricos Amore, guárdame unos poquitos :)

    Mua!

    ResponderEliminar