viernes, 13 de octubre de 2017

Magdalenas de las de toda la vida


Es llegar el otoño y mi obsesión por hornear se convierte en incontrolable!, y este año no va ser por el frío que hace, porque parece que volvemos a la primavera y veréis ahora que lo digo lo que tarda llegar... 

Esta es la mejor receta de magdalenas que he probado, ¡saben a las de siempre!, hasta  mis catadores me han dado el aprobado sin rechistar, y ni os imagináis lo complicado que es eso!!

Quedan tan suaves y esponjosas que es imposible resistirse 





INGREDIENTES:
(12 magdalenas)

 2 Huevos grandecitos
 120gr. de leche
♥ 170gr. de harina
 130gr. de azúcar
 100gr. aceite de girasol
♥ 8gr. de levadura química (polvo para hornear)
♥ 1/4 cucharadita de sal

 Ralladura de un 1/3 de naranja

Decoración:
 Azúcar 


PREPARACIÓN:

Empezamos poniendo en un bol la harina junto con la levadura y tamizamos todo junto, para que luego no queden grumos de harina en la masa.

Reservamos esta mezcla.  


En el bol de la batidora ponemos los dos huevos junto con el azúcar y empezamos a batir a velocidad media-alta hasta que aumenten de volumen y blanqueen. 

Luego, bajamos la velocidad y vamos añadiendo poco a poco la leche, cuando esté totalmente integrada hacemos los mismo con el aceite, añadiéndolo poco a poco. 

Paramos la batidora y sacamos el bol de ella, que ya no la la vamos a utilizar más.

Añadimos la sal y la ralladura de naranja, mezclamos un poco con una espátula y seguido añadimos también poco a poco la mezcla de la harina con la levadura, y vamos mezclando suavemente hasta que se integre por completo, es importante no batir demasiado, tan solo hasta que se integre. 


Ahora tapamos el bol con un poco de papel film y dejamos reposar en la nevera una hora como mínimo. 


Precalentamos el horno a 230ºC.

Sacamos la masa de la nevera, destapamos y la batimos un poco con las varillas.

En la bandeja para hacer muffins o magdalenas ponemos los moldes de papel y los rellenamos 3/4 partes de su capacidad. 

Le ponemos una capa generosa de azúcar por encima y los horneamos bajando la temperatura a 210ºC,  durante unos 15 minutos, hasta que veáis que están bien doraditas. 



Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. 



Y a comer!!




Si preferís comerlas recién hechas, podéis dejar la masa lista en la nevera y por la mañana hornearlas, así en 20 minutos tenéis en desayuno listo!

Si las guardáis en un recipiente hermético aguantan varios días.

Espero que las hagáis y que que sobre todo que las disfrutéis.

¡¡Mil besos!!

Verónica ♥

3 comentarios:

  1. Te han quedado muy buenas y muy tiernas. Una delicia desayunar estas ricas magdalenas.
    Besoss

    ResponderEliminar
  2. Gracias!!! Buscaba esta receta hace mucho tiempo! Besossss

    ResponderEliminar
  3. Qué buenas recetas. Muchas gracias por subir información tan útil.

    ¿Ganas de algo dulce pero no tienes tiempo de cocinar?
    Ordena en línea: Lucrezio Frontone, postres y dulces a domicilio:

    https://lucreziofrontone.wixsite.com/deli

    ResponderEliminar