jueves, 20 de septiembre de 2018

Tortitas al estilo japonés



¡Hola amores!

Esta mañana me he aventurado a preparar las típicas tortitas pero en versión japonesa, que son mucho más esponjosas y tiernas.

¡Menudo descubrimiento!

Ya se han convertido en mis favoritas, la textura me vuelve loca y como buena choco-adicta no podía elegir otro acompañamiento que el chocolate, es la combinación perfecta .

Ultimamente cuando pienso en que receta hacer solo me vienen a la mente recetas o versión japonesas. Ya sabía que me había enamorado de Japón, pero esto se me empieza a ir de las manos. 

Bueno... lo tengo que confesar, en mi mente solo esta la forma de conseguir hacer los  famosos melonpan, tal y como saben los originales, ¿creéis que lo conseguiré?, los necesito♥ !!




Si queréis que os quedan todas del mismo tamaño y redonditas perfectas, podéis hacerlas utilizando uno de esos aros que se usan para emplatar o incluso algún cortador metálico  redondo que tengáis por casa.

Y lo más importante, controlarse mientras las vas haciendo y no comerlas todas antes de terminar, prometo que es lo más complicado de la receta!



INGREDIENTES:
(Para 6 tortitas pequeñas)

 25gr. de leche
 35gr. de harina  
 1/2 cucharadita de polvo para hornear (tipo Royal)
♥ 2 Huevos
♥ 25gr. de azúcar
♥ Una pizca de sal
 1/4 de cucharadita esencia de vainilla 


PREPARACIÓN:

Empezamos poniendo en un bol la harina junto con el polvo para hornear y lo tamizamos todo junto. Reservamos esta mezcla para más adelante. 



Por otro lado, separamos las claras de las yemas de los dos huevo.  Es muy importante que donde ponemos las claras no caiga nada de las yemas. 


Ahora vamos con la masa principal. 

En un bol ponemos las dos yemas junto con la leche, la vainilla y la pizca de sal, mezclamos muy bien hasta conseguir una mezcla homogénea. A continuación vamos añadiendo poco a poco la mezcla de la harina que habíamos reservado, integrándola bien en la masa pero sin batir demasiado. 


Antes de seguir con la mezcla anterior vamos a montar las claras a punto de nieve. 

Ponemos en el bol de la batidora las claras y empezamos a batir a velocidad alta, cuando veamos que empiezan a blanquear y a subir de volumen vamos añadiendo poco a poco el azúcar, mientas seguimos batiendo, hasta que nos queden bien montadas. 


Para terminar la masa, vamos a ir añadiendo poco a poco las claras montadas a la mezcla de las yemas y las integramos con movimientos envolventes, para evitar que se nos bajen lo menos posible. 


¡Vamos a cocinarlas!

Engrasamos un poco la sartén con aceite y con un poco de papel de cocina eliminamos el exceso.

Os recomiendo que utilicéis la sartén que tenga los bordes más altos, para que no se os pegue a la tapa. 

Ponemos la sartén a fuego medio-alto, hasta que se caliente y luego la bajamos a fuego medio. Para que hagáis una idea yo lo pongo al 4 de 9. 

Con la sartén caliente, vamos a poner dos cucharadas de masa en cada tortita que vayamos a hacer. Ahora, añadimos unas gotas de agua en cada lateral de la sartén y rápidamente ponemos una tapa, para que se genera vapor dentro y se cocinen. Lo dejamos durante 2 minutos. 


Pasado ese tiempo destapamos y añadimos una cucharada más de masa en cada tortita, volvemos a tapar y dejamos que se cocinen durante 4 minutos más. Si pasado ese tiempo aun están blanquitas y muy blandas dejarlas un poquito más, pero si pasarse para que no queden muy secas. 

Destapamos y damos la vuelta a las tortitas con una espátula, volvemos a añadir unas gotas de agua, tapamos y dejamos que se cocinen otros 4 minutos.


Y ya las tenemos listas

¡Así da fáciles son de preparar!



Quedan super esponjosas, como si fuera un bizcochito muy tierno. 

Eso sí, os aviso de que son súper viciosas 



¿Os animáis a prepararlas?

Ya sabéis, si os animáis enviadme fotitos, que me encanta ver como os han quedado las recetas. 



¡¡Mil besos!!


Verónica ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario