jueves, 11 de octubre de 2018

Torta Larpeira


¡ Hola amores !

Al fin llego el otoño para poder encender el horno sin morir en el intento, ¡qué ganas tenía!. Este verano la lista de recetas pendientes ha crecido demasiado, así que no hay tiempo que perder. 

La receta que os traigo hoy es uno de mis dulces favoritos de mi tierriña, porque solo por tener una masa dulce que recuerda al roscón ya es imposible que me pueda resistir. Y si  combinas esa masa con crema y un toque de anís ... es una combinación que me vuelve loca .

Unos dirán que es típica de la noche de san juan o de carnavales, pero la realidad es que es un clásico que no falta en ninguna fiesta.  

Os aviso que este es uno de esos dulces que en cuanto le das el primer mordisco ya no puedes parar. ¡Es muy vicioso!. 




INGREDIENTES:

Pre-masa:
 50gr. harina de fuerza
 40gr. de leche tibia
 3gr. de levadura seca de panadero (o 10gr. de fresca)


Masa:
 225gr. harina de fuerza
 1 Huevo grande 
 40gr. de leche  
♥ 50gr. de azúcar
♥ 1/4 cucharadita de sal
 Ralladura de 1/4 de limón
♥ 1/4 cucharadita de anís dulce
♥ 4gr. de levadura seca de panadero (o 12gr. de fresca)
♥ 40gr. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente


Crema pastelera:
 2 yemas de huevo
 60gr. de azúcar
20gr. de maicena
 250ml. de leche 
1/4 cucharadita de vainilla
 Ralladura 1/4 de limón


Almíbar:
 40gr. de agua
 20gr. de anís dulce
 50gr. de azúcar

- El almíbar es al gusto de cada uno,
todo depende de lo que os guste que se note el anís 
-

Extra:
 Azúcar con unas gotas de agua o anís, para decorar
 Huevo para pintar


PREPARACIÓN:

Empezamos preparando la pre-masa. 

En un pequeño bol vertemos la leche tibia y la levadura, removemos un poco y añadimos la harina, mezclando muy bien hasta que nos quede una masa homogénea. 

Tapamos y dejamos reposar 1 hora.



Con la masa anterior lista vamos con la masa principal. 

Primero mezclamos en un bol la leche junto con el huevo, la sal, el anís y la ralladura de limón. 


En el bol de la batidora añadimos la harina, el azúcar y la levadura, mezclamos ligeramente y a continuación añadimos la mezcla que habíamos preparado antes y la pre-masa que hicimos al principio, empezamos a mezclar hasta conseguir que todos los ingredientes se integren. En ese momento, sin dejar de amasar, vamos añadiendo poco a poco la mantequilla en pequeños trocitos y seguimos amasando hasta conseguir que la masa se separe de las paredes del bol y quede bien lisa y brillante, tardaremos como mínimo 10/15 minutos amasando con la batidora.

También podéis hacerlo a mano, tan solo tardaréis un poco más de tiempo. 

Tapamos el bol y dejamos reposar la masa hasta que doble su volumen. El tiempo dependerá de la temperatura que tengáis en casa. 



Mientras tenemos la masa reposando vamos a preparar la crema pastelera, que solo nos llevara 5/10 minutos en prepararla. 

En un bol apto para microondas vertemos la leche y añadimos las yemas junto con el azúcar, la maicena, ralladura de limón y la vainilla, con ayuda de unas varillas mezclamos muy bien, asegurándonos que no queda ningún grumo. 

Lo metemos en el microondas a 800w durante 2 minutos y medio. Pasado ese tiempo sacamos y removemos con las varillas, si notáis que aun está muy liquida la metemos otros 30 segundos más.

Aún en caliente la tapamos con film en el mismo bol. Es importante que el film toque la crema, para evitar que se cree una capa seca por la superficie. 

Dejamos que se enfríe y reservamos para después.



Ahora vamos a darle forma la Torta Larpeira. 

Sacamos la masa del bol y amasamos ligeramente para desgasificarla. 

Formamos una bola y con ayuda de un rodillo estiramos un poco hasta dejarla de un grosor de unos 3cm aproximadamente. La pasamos a una bandeja de horno con papel vegetal y con un cuchillo bien afilado le damos unos cortes, es muy importante que los cortes no lleguen hasta el fondo para que no se nos rompa la masa.

Batimos un huevo y con el pintamos bien la masa. El huevo que nos sobre lo reservamos para después.

Ponemos la crema pastelera en una manga con boquilla y vamos haciendo tiras sobres los cortes que le habíamos hecho en la masa. 

Metemos la torta en el horno apagado y dejamos reposar hasta que prácticamente doble su volumen. Sobre 1 hora, más o menos. 



Mientras vamos a preparar el almíbar. 

En un pequeño cazo añadimos el azúcar junto con el agua y el anís, ponemos a fuego medio y vamos removiendo de vez en cuando hasta que rompa a hervir, dejamos 2 minutos más, retiramos el fuego y dejamos enfriar. 



Retiramos del horno la Torta y este lo precalentamos a 180ºC, con calor arriba y abajo. 

Volvemos a pintar con el huevo que nos había sobrado antes y mezclamos un poco de azúcar con unas gotas de agua o anís, removiendo hasta conseguir que se quede una textura de arena mojada, y se lo añadimos por encima.


Con el horno bien caliente la metemos y horneamos durante 25 / 30 minutos, hasta que esté bien dorada. En ese momento retiramos del horno y aún caliente la pintamos con el almíbar que habíamos preparado. 

Dejamos enfriar del todo, si sois capaces porque yo nunca consigo resistirme , y ya la tenemos lista!



Es una receta larga, ¡no os asustéis que os conozco!, son pasos muy sencillos y que muchos de ellos apenas nos llevará unos minutos prepararlos. 

Cuando más buena está es recién horneada, pero aun así dura tierna un par de días. 



Espero que os haya gustado la receta.

¡ Si la hacéis compartirla conmigo ! 



¡¡Mil besos!!
Verónica ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario