jueves, 10 de mayo de 2018

Pan Brioche {Ideal para tostadas}


Hola amores!!

Aquí la loca de las masas levadas vuelve al ataque de nuevo.

La receta que os traigo tiene dos de las cosas que más me pueden gustar en el mundo, el pan y el desayuno. Bueno... y esas dos llevan a una tercera, el chocolate para acompañar, porque todas sabemos que es el rey de todos los acompañamientos. 

Es un brioche ideal para hacer tostadas, ya que es super esponjoso y con una miga que me vuelve loca. Aunque solo, recién sacado del horno y aun tibio, tengo que confesar que está buenísimo. 



Es perfecto para el desayuno, la merienda o simplemente porque si. Tened cuidado que cuando os deis cuenta habrá desaparecido, de lo bueno que está.

¡Tenéis que probarlo!


Ni os imagináis el olor que queda en casa durante y después de hornearlo. 



Vamos a por la receta.



INGREDIENTES:

 50 + 550gr. harina de fuerza
 50 + 200ml. de leche 
 18gr. de levedura fresca 
♥ 80gr. de azúcar 
♥ 7gr. de sal 
♥ 3 Huevos
 65gr. de mantequilla a temperatura ambiente


Extra:
 1 huevo + 2 cucharadas de leche, para pintar



PREPARACIÓN:

Empezamos preparando una mezcla previa. 



En un pequeño recipiente ponemos 50ml. de leche tibia, añadimos la levadura y removemos hasta que se haya deshecho por completo. En ese momento, añadimos la harina y mezclamos hasta conseguir una mezcla homogénea. 

Tapamos y dejamos reposar sobre 30 minutos.  



Vamos con la masa principal. 

En el bol de la batidora ponemos los 500gr. de harina, junto con el azúcar y la sal, removemos ligeramente. Luego, añadimos los 200ml. de leche, los huevos y la primera mezcla de levadura que habíamos preparado, con el gancho lo ponemos a amasar durante 10 minutos a velocidad baja. 

Pasado este tiempo dejemos reposar 5 minutos y volvemos a amasar otros 10 minutos más. Por último, añadimos la mantequilla en pequeños trozos y seguimos amasando hasta que se integre por completo y conseguir una masa lisa. 

También podéis hacerlo a mano, sin necesidad de amasadora. Tan solo os llevará un poco más de tiempo, ya que es una masa un poco pegajosa, sobre todo al principio, pero con un poco de paciencia la tendréis lista. 

Formamos un bola con la masa, la volvemos a poner en el bol,  tapamos y la dejamos reposar en un lugar cálido hasta que doble su volumen. 



Con la masa lista, la sacamos del bol y la ponemos sobre la mesa con un poco de harina, para que no se nos pegue. 

Ahora hay que dividirlas en varias porciones del mismo tamaño, en mi caso la dividí en 8, ya que es lo que mejor me venia para repartir entre los 3 moldes, uno mediano y dos pequeños. Formamos una bolita con cada una de las porciones de masa y las vamos poniendo sobre los moldes, que tienen que estar engrasados y para que sea todavía más sencillo desmoldar, ponemos una tira de papel vegetal en el fondo. 

Pintamos con una mezcla de huevo batido con las dos cucharadas de leche y dejamos reposar en el interior del horno, apagado, hasta que vuelva a doblar su volumen, más o menos una hora y media o dos. 

Lo que nos sobre de la mezcla del huevo con la que pintamos, la reservamos para después. 


En cuanto haya doblado de volumen, sacamos del horno y lo ponemos a preacalentar a 200ºC. 

Mientras, volvemos a pintarlos muy bien con la mezcla de huevo que nos había quedado. 

En cuanto esté el horno bien caliente, los metemos y horneamos durante 5 minutos, pasado ese tiempo bajamos la temperatura a 180ºC y seguimos horneando 15 minutos más. 



Con los panes bien dorados, los sacamos del horno y los dejamos sobre una rejilla. 

En cuanto el molde no queme demasiado, los desmoldamos y dejamos que se terminen de enfriar por completo. 



¡Ya los tenemos listos!

Y ahora ya solo queda el último paso y el mejor de todos, comérnoslos!. 


Así solo está super bueno y tambien haciendo unas tostadas con mantequilla mermelada o con el rey de los acompañamientos 


Esa miga es maravillosa  ¿quién se puede resistir?.




Si os aguanta varios días, puede que se os quede un poco duro, pero con ponerlo unos segundos al microondas o haciendo unas rebanadas y tostandolas en la tostadora queda perfecto.




Espero que os animéis a probarlo y que me contéis. 



¡¡Mil besos!!


Verónica ♥






3 comentarios: