lunes, 24 de julio de 2017

Tarta de Santiago

Ya era hora de publicar la receta de la tarta de Santiago, más de 8 años con el blog y aún no tenía publicada, ¡No tengo remedio!.

No hay tarta más famosa que ella, y por algo será... 

Con tan solo base de 3 ingredientes, 10 minutos de preparación, 35 de horneado y ¡lista!, sin apenas manchar y sin complicaciones, ¿así quién se resiste?.



Como buena Gallega, [aunque me da que llevo unos añitos sin serlos ;( ], no podía faltar a celebrar el día de Galicia, que es mañana 25 de Julio, y que mejor que con nuestra tarta más internacional. 

La receta original nunca debe lleva harina, por lo que es apta para celiacos. Y por supuesto, ¡no puede faltarle su cruz!, que os dejo la plantilla en los ingredientes. 




¡Vamos con la receta!


INGREDIENTES:

 4 Huevos
 200gr. de azúcar
♥ 200gr. de almendra molida
 1/4  cucharadita de sal
 Ralladura de limón
♥ Mantequilla o aceite vegetal para engrasar el molde

Decoración:
 Azúcar glas
 Plantilla cruz --> Descargar

Molde: 18 cm 




PREPARACIÓN
:

Empezamos separando las claras de las yemas de dos huevos, los otros dos los añadimos enteros al bol de las yemas. 


Las claras las ponemos en el bol de la batidora, añadimos la sal y batimos a velocidad alta hasta que se monten. 

Las reservamos para después.

- Esta es mi versión, para que quede una tarta un poco más esponjosa, pero si queréis la receta clásica saltaros estos pasos y añadir todos los huevos enteros junto con el sal. -


Precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol grande, añadimos las yemas con los otros dos huevos enteros, junto con el azúcar y mezclamos bien. 

Añadimos un poco de ralladura de limón, con muy poquito basta, tan solo es para darle un poco de aroma, pero queremos que la reina siga siendo la almendra. 

Ahora, añadimos todas las claras montadas y vamos mezclando suavemente hasta que se integren por completo. En ese momento, añadimos poco a poco la almendra molida y seguimos mezclando hasta conseguir una mezcla homogénea. 

Engrasamos el molde con un poco de mantequilla o aceite vegetal y para que se desmolde todavía mas fácil, ponemos un circulo de papel vegetal en el fondo. Vertemos toda la masa en el y damos unos pequeños golpecitos contra la encimera para que salga las burbujas de aire que pudieran quedar. 


Horneamos durante 35 minutos, si utilizáis un molde más grande se hará en menos tiempo, para saber si está listo, pinchar con un palillo o palito de brocheta y si sale limpio ya lo podéis sacar del horno.

Al sacarla del horno la dejamos enfriar sobre una rejilla.


Ya fría, la desmoldamos y la pasamos a un plato, ponemos sobre ella la silueta de la cruz de Santiago y con ayuda de un colador espolvoreamos el azúcar glas por toda la tarta. 

Con mucho cuidado, sacamos la plantilla de la tarta y ¡ya le tendremos listas!


Si podéis aguantar, dejarla reposar toda la noche mucho mejor, ya que esta tarta al día siguiente esta mucho más buena 


¿Quién se va a resistir? 

Ese color tan amarillo es de los huevos caseros, de casa de la abuela, son inconfundibles 



¡Espero que la preparéis en casa! es de las tartas más sencillas y está deliciosa 

¡¡Mil besos!!

Verónica ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario